Կիրակի, 21. 07. 2024

spot_img

“El gobierno formado en esta plaza debe rendir cuentas a esta plaza y es súbdito de esta plaza”

SARDARABAD, BUENOS AIRES – El 17 del corriente, una multitud acompañó al primer ministro NikolPashinian en la Plaza de la República para la evaluación de los primeros cien días de gobierno.

La marcha comenzó en la calle Artsaj, desde donde el jefe de gobierno fue acompañado por funcionarios de su gobierno y miles de simpatizantes de su movimiento.

Ya en la plaza, el primer ministro dirigió un mensaje a todo el país. Dijo:

«Querida gente,

Hoy es un día y un acontecimiento único, que sucede por primera vez en la vida de la República de Armenia. Hoy se encuentran en esta plaza cientos de miles de ciudadanos, cientos de agentes de Seguridad, miles de nuestros compatriotas de la República de Artsaj, representantes de las comunidades armenias de Rusia, Estados Unidos, Europa, Irán, del Líbano, representantes de muchas comunidades armenias de la diáspora. Hoy, mantienen y protegen nuestra paz los gloriosos generales, oficiales y soldados de las Fuerzas Armadas de la República de Armenia, que están aquí en mente y espíritu. Aquí están compatriotas de Siunik, VaiotsTzor, Ararat, Armavir, Aragadzodn, Shirak, Lori, Tavush, Kegharkunik, provincia de Kotaik, y de distintos barrios de Ereván. Y hoy el pueblo armenio está más unido que nunca; hoy es el día de la unidad del pueblo armenio.” dijo el primer ministro y solicitó que se quitaran todos los carteles dirigidos en contra de algún político. 

“Este mitín no puede ser en contra de nadie. Este es el mitín de la victoria del pueblo armenio, esta es la reunión de unidad del pueblo armenio.

Querida gente, orgullosos ciudadanos de la República de Armenia:

Hace solo cien días, triunfó su poderosa y unida voluntad. Hace cien días por su voluntad, por su decisión, fui elegido primer ministro de la República de Armenia. Ganaron, pero su victoria no es mi elección como primer ministro de la República de Armenia, sino la decisión de quién sería el primer ministro y después de ese paso, lo decidirán para siempre.

Hace cien días, ganó su voluntad y la comunidad internacional aún no comprende qué sucedió en Armenia, cómo y por qué. Ningún centro analítico en el mundo hubiera previsto este renacimiento popular en la República de Armenia. Todos creían que Armenia estaba entregada a la resignación. Por esa razón, esto es excepcional.

En la historia internacional, no hay antecedentes de que apenas un año después de las elecciones legislativas, en un país se elija primer ministro a una persona que tiene solo algunas voces en el parlamento, y que todo esto se dé en un marco de paz, sin violencia, disparos ni víctimas. Ahora, los analistas del mundo se esfuerzan por descubrir cuál es el factor, la poderosa fuerza que hizo posible estos desarrollos. Algunos buscan esos factores en Occidente; otros, en el norte. Pero, hoy, desde esta tribuna, le quiero decir públicamente al mundo que la única fuerza poderosa que ha hecho posible este hecho sin precedentes es el pueblo armenio, los orgullosos y dignos ciudadanos de Armenia, los armenios de la diáspora; todos los armenios que viven en el mundo fueron los hacedores de este acontecimiento sin precedentes.

En este contexto, sin embargo, quiero señalar que la revolución de los no violentos, la revolución de terciopelo de la gente es excepcional no sólo en la forma, sino también en cuanto al fondo, porque el representante de la República de Armenia, el primer ministro, no representa a ningún partido político o coalición de fuerzas sino que es el representante directo del pueblo armenio. Y es por eso que la llamamos revolución, porque en la República de Armenia se llevó a cabo un cambio de facto de la forma de gobierno, y se ha establecido un orden legal, un sistema de gestión que en la historiografía se llama gestión directa de las personas, poder popular. Y la razón de esta falta de comprensión de la situación política en la vida de Armenia es que se sigue hablando de coalición, de gobierno de coalición y del concepto de mayoría parlamentaria. No hay coalición en la República de Armenia; no hay un gobierno de coalición en Armenia; no hay mayoría parlamentaria en Armenia. Hay un pueblo en Armenia, al que le pertenece el poder supremo y son los ciudadanos quienes tienen el control directo. Este es el punto crucial y el sentido de la revolución en Armenia.

Y ahora quiero explicar qué significa. En la práctica, significa que esta plaza revolucionaria, la Plaza de la República, es proclamada como el cuerpo más alto del poder popular. Esto significa que el gobierno formado en esta plaza debe rendir cuentas a esta plaza y es súbdito de esta plaza. Esto significa que para las decisiones más importantes de la vida política y económica de Armenia, debemos reunirnos en esta plaza y autorizar o prohibir al gobierno llevar a cabo cualquier actividad. Entonces ustedes son el único y más alto poder en la República de Armenia. En la República de Armenia el poder les pertenece a ustedes.

Pero esta no es la única novedad de nuestra vida política. En el futuro cercano, con esfuerzos conjuntos, tenemos que fortalecer el instituto del referéndum, para que muchas decisiones se tomen de ese modo. Me refiero tanto a referendos locales y nacionales. Entonces, los cambios que deban hacerse en el gobierno local, regional, nacional e incluso internacional sobre temas y personas importantes deberán decidirse por referéndum. Este es el cambio fundamental que se convertirá en la segunda ola de nuestra revolución.

Permítanme trazar un paralelismo entre lo sucedido en esta plaza, desde el punto de vista histórico, con la antigua Atenas, en el establecimiento de la democracia. Desde la perspectiva histórica, la República de Armenia podrá ser recordada como la antigua Atenas. Ereván puede ser mencionada de la misma manera que en la antigua Atenas, y la Plaza de la República puede convertirse en el ágora del siglo XXI, donde se ha creado la civilización moderna. Este es el significado histórico de este acontecimiento provocado y logrado por ustedes.

 

Querida gente: generalmente, luego de las revoluciones, se experimentan crisis económicas. Esto es casi un axioma, y ​​tanto antes de nuestra revolución como después,todos los centros analíticos predijeron que Armenia inevitablemente entraría en una etapa de declive económico, porque así lo ha demostrado la historia de las revoluciones. Aunque predijeron que habría un declive, sostenían que si el gobierno revolucionario tenía éxito, entonces sería posible el crecimiento económico y la actividad. Nuestra revolución también es única porque no hubo recesión económica. Por el contrario, después de la revolución, se registran altas tasas de actividad económica. En junio, primer mes postrevolucionario, se registró un índice de actividad económica del 9.6% y el índice de actividad económica del año fue del 8.9%. Existen motivos para insistir en que el índice de actividad económica en la República de Armenia continuará creciendo.

Querido pueblo: Después de ser elegido primer ministro, el resultado más importante es que hay más personas que ingresan a la República de Armenia que los que salen de Armenia. Este puede considerarse un dato muy importante de prevención de la emigración.  Es información oficial:  del 10 de mayo al 14 de agosto de este año, llegaron 29.986 personas  más que las que se fueron. El año pasado, en ese mismo período, el número de los emigrantes superaba en 6.000 a los inmigrantes. Este año el número de ingresos excede en 29.986 personas. En los últimos tres meses, han venido más de 34.000 extranjeros, en comparación con el mismo período del año pasado. Esto, de hecho, significa un aumento en la inversión y el interés turístico. Por supuesto que entre los ingresantes formales del extranjero hay muchos de nuestros compatriotas, sumado al hecho de que en el curso del último trimestre, en muchas ciudades, los precios de los inmuebles crecieron alrededor del 20%.  Es decir que nuestros compatriotas no sólo vienen en calidad de turistas, sino que compran propiedades en Ereván y en otras ciudades de la república.

Ustedes saben que durante los días de la revolución, se hablaba mucho de los cientos de millones de dólares que han salido de Armenia y eso corresponde a la realidad. Pero hoy oficialmente puedo decir que en comparación, ha ingresado más dinero que el que ha salido del país. Han ingresado cerca de 116 mil millones, que equivale a la suma que está en el exterior. Los depósitos bancarios en Armenia aumentaron en 116 mil millones de drams, o aproximadamente en 250 millones de dólares. Esto significa que los ciudadanos de Armenia y nuestros connacionales de la diáspora tienen una confianza excepciona y esta es la garantía más importante del progreso económico.

En los últimos tres meses, la cartera de crédito de los bancos armenios creció 99 mil millones de drams, es decir, que los ciudadanos de Armenia  tienen más crédito y han invertido en negocios.

 

Para el 1 de agosto de 2018, Armenia ya había exportado tantas frutas y verduras como en todo el año pasado. Y quiero informarles que en estos tres meses, el fisco ha recaudado 28.800 millones de dólares más en comparación con el mismo período del año pasado.

No quiero cargarlos más de números, pero en general creo que es necesario hacer hincapié en que estos números juntos indican que después de la victoria política de la República de Armenia, entramos en un período de victorias económicas. Y quiero asegurarles que en la economía tendremos éxitos realmente serios.

El modelo de crecimiento económico que tenemos hoy, no es rentable para nosotros. Queremos que cambie, porque con el viejo modelo los ciudadanos no sienten el crecimiento económico.  Cambiaremos eso. Debemos reemplazar el viejo sistema económico excluyente por uno inclusivo. Esto significa que todos los ciudadanos de la República de Armenia tienen las mismas oportunidades para la actividad empresarial, las mismas libertades. Toda persona será igual ante la ley y ante el fisco.

Agrego: ¿recuerdan el año 2017? En otoño, como oposición, anuncié que para eliminar el monopolio del azúcar y del banano en Armenia eran necesarios entre 15 y 45 minutos. Y sí, después de convertirme en primer ministro, en 40 minutos eliminé el monopolio del banano y el azúcar. Les digo: no hay un monopolio para la importación de bananas en Armenia; no existe un  monopolio de combustibles; no hay ningún monopolio. Sólo existe el monopolio del poder y ése son ustedes, los ciudadanos de Armenia, el pueblo de Armenia.

 

Querida gente:

También quiero decir cómo vamos a desarrollar la economía de la República de Armenia con grandes avances. Lo haremos con el mismo modelo que usamos para la revolución de terciopelo, sin violencia. La esencia de este modelo es la siguiente: ¿Por qué no hubo una revolución en Armenia durante muchos años? Porque todos nosotros, ciudadanos de la República de Armenia, pensábamos que la oposición, los líderes de la oposición y los equipos de oposición deberían hacer esa revolución. Pero nuestra revolución tuvo lugar solo cuando todos comprendieron que no solo la oposición ni los líderes políticos, sino todos juntos debían hacer la revolución, y fue entonces cuando tuvo lugar. ¿Y por qué digo esto ahora? Porque deshicimos los monopolios, y ahora cada uno es libre de trabajar, invertir y crear, florecer en su tierra natal, materializar la creatividad y la revolución económica al igual que la revolución política en Armenia. El gobierno hará todo lo posible para garantizar que tengan esta oportunidad y logren aplicarla en su vida. Este es el punto importante de nuestra revolución, y a la revolución política debe seguirle la revolución económica. Y en esa revolución económica, necesariamente deben ganar, deben ganar de nuevo y continuamente.

 

Querida gente:

Uno de los logros más memorables de nuestros cien días de gobierno es la lucha contra la corrupción. Les habíamos prometido que descubriríamos por turno a todos los delincuentes de la República de Armenia y lo estamos haciendo. Pero quiero decir que en la lucha contra la corrupción el tema más importante no es llenar las cárceles sino devolver el dinero robado a su gente y al Estado. Ya han sido devueltos al Estado decenas de millones de dólares. Pero hoy también nos encontramos ante la situación de la gran carga que tiene el poder judicial y se cuestiona no solo si tienen la capacidad física sino también moral de luchar contra la corrupción. Hoy, cada vez se escuchan más voces que dicen que una parte considerable de nuestros jueces ha estado sirviendo al sistema de corrupción durante muchos años.

Hoy, hay cada vez más ciudadanos que dicen que muchos jueces en Armenia han sido partes del sistema corrupto, y en ese sentido, hay una profunda desconfianza en el poder judicial. Este es un tema muy delicado, pero en cualquier caso no debemos caer en la tentación de interferir en los asuntos de la justicia. Sin embargo, quiero decir lo siguiente: desde mi primera aparición en Baghramian 26, les dije que daría instrucciones al poder judicial, puesto que esa es una práctica viciosa. Pero, por otro lado, esto no significa que algunos jueces deban seguir recibiendo instrucciones de las anteriores autoridades corruptas. Les digo a los representantes de las autoridades anteriores y al poder judicial que recibe instrucciones de ellos de manera muy directa y específica: piensen bien y no jueguen con la gente. En general, creo que en la condiciones actuales de nuestro sistema judicial es muy importante que tengamos una discusión seria y decisiva sobre el establecimiento de las instituciones judiciales de transición que podrían ser necesarias no sólo porque muchas figuras corruptas de nuestro sistema judicial no dan lugar a la revolución popular, sino también porque hay muchos problemas en nuestra legislación. Por ejemplo, la ley sobre el enriquecimiento ilícito entró en vigor el 1 de junio de 2017, por lo cual puede haber dificultades sobre los bienes acumulados antes de esa fecha. También hay otro problema: quiero darles un ejemplo específico. No quiero nombrar al hermano de uno de los altos funcionarios de Armenia, pero en un banco no lejos de aquí, solo en una cuenta bancaria tiene 30 millones de dólares. Ayer había quien decía ¿no le preguntan dónde están los intereses de ese dinero? Le preguntaremos, le pediremos y le responderemos, y ustedes serán quienes respondan; no lo duden. El dinero robado a la gente debe ser devuelto centavo a centavo hasta el final, pero yo me refería a algo más. Con las leyes actuales es muy difícil pedir explicaciones sobre esos 30 millones de dólares en la cuenta porque este hombre no fue funcionario público por mucho tiempo, por lo que no presentó declaraciones juradas y allí reside la dificultad de confiscar el dinero en la forma prescrita por la ley. Esta es la razón por la que creo que realmente debemos pensar seriamente en la formación de nuevos cuerpos de justicia transicional. Pero no confundan esto con tribunales extraordinarios. Los órganos de justicia transicional son cuerpos bien conocidos de la sociedad civilizada internacional. Muchos países han pasado por ese camino y la comunidad internacional acoge con beneplácito esta práctica. Además, queridos amigos, hoy en día muchas organizaciones internacionales y países socios están dispuestos a ayudarnos a identificar, congelar y devolver los activos de Armenia transferidos a Estados extranjeros y sociedades offshore. Debemos hacer todo lo posible para utilizar esta herramienta con eficacia.

Comprendan que ahora muchas personas se dan cuenta de que tienen sus horas contadas, de que su lugar es la cárcel y por lo tanto comienzan a presentarse como perseguidos políticos o víctimas de la persecución política. Nadie pregunta víctimas de qué persecución política son ahora en la libertad o ¿acaso piensan que tenemos alguna influencia en la justicia, que les decimos qué decisión deben tomar? Sabemos cómo se amenazaba a los jueces o se les imponía una decisión sobre tal o cual decisión. Pero hemos abandonado esa práctica y quiero decir que estoy orgulloso de nuestro gobierno por ello.

Nos negamos a esa práctica pero eso no significa que vayamos a permitir que alguno escape de su responsabilidad. Sobre todo, me gustaría subrayar que descarto que alguien escape de la responsabilidad sobre el asesinato de diez ciudadanos el 1 de marzo. No puede haber tal cosa, no se puede permitir que nadie responsable de haber derramado sangre armenia escape de su responsabilidad penal y civil.  Ustedes deben hacerlo saber en nombre de los ciudadanos de la República de Armenia.

 

Gente, lo siento, debo acortar mi discurso. Creo que debemos reunirnos con más frecuencia, especialmente cuando se ve que hay disposición para ello.¿Pueden imaginarlo? Dicen que gastamos el dinero del Estado, hablan de la compra de medios, de falsos contratos de alquiler y dicen que Pashinian ha venido para entregar territorios… ¿Lo imaginan? Todavía no he negociado una palabra sobre Karabaj y dicen que he venido a entregar territorios. Se confunden con ellos mismos, que no negociaron otra cosa más que entregar territorios y ahora lo sé porque me estoy adentrando en el proceso de negociaciones. Sé qué han dicho quienes han robado al Estado, al ejército a los soldados… ¡Ratas ladronas de semillas!

Quiero decir lo siguiente: estoy totalmente preparado para negociar por Karabaj en nombre de Armenia, pero las autoridades de la República de Artsaj deberían negociar en nombre de la República de Artsaj. Pero, entiéndanme: quiero confirmar lo que he dicho en varias oportunidades.  Estamos preparados para hacer frente a cualquier provocación de la nación azerbaiyana. Pero tampoco queremos la guerra. Estamos dispuestos a negociar la paz, estamos listos para llegar a una solución pacífica, pero a quien esté tratando de poner dudas sobre mí, le vuelvo a decir que no entienden que la solución o no solución del conflicto de Karabaj no la tiene el gobierno. La solución del conflicto de Karabaj está en manos de la gente y agrego: si en el transcurso de las negociaciones surge alguna alternativa en la que creo o una buena opción, que nadie piense que voy a firmar cualquier documento o cualquier cosa. Cuando sienta que existe una opción sobre la que realmente se puede hablar o negociar, voy a venir -como hoy- ante ustedes y se las voy a presentar de manera detallada para analizar juntos si seguimos ese camino o no.  Si deciden que sí, lo haremos, si deciden que no es una alternativa válida, la desechamos.  Ustedes son la autoridad suprema y quien decide; no hay dudas al respecto.

Ahora hay personas que dicen que puede haber una guerra civil en Armenia. Pueden cometer una guerra civil solo dentro de sus oficinas. ¿Cuántos ciudadanos fuera de su oficina los acompañarán en una guerra civil? 17 ex funcionarios corruptos y 22 impostores, ese es su apoyo cívico. Entonces, si después de eso, alguien amenaza con una guerra civil, el Servicio de Seguridad Nacional sabrá exactamente qué hacer con él. Así que les aconsejo a todos que piensen antes de hablar. También dicen que se limita la libertad de expresión. Antes de hablar, deberían aprender a pensar y luego pensar acerca de su derecho a la libertad de expresión.

Gente, quiero hablar ahora sobre las relaciones entre Armenia y Rusia, ya que últimamente no se ha hablado sobre este tema.  Hoy, uno de los representantes del Partido Republicano casi sollozó por lo malas que son las relaciones armenio-rusas. Quiero decir lo siguiente: Al comienzo de mi discurso, expliqué que lo que sucedió en Armenia no pudo ser previsto por ningún centro analítico en el mundo, entre ellos, los rusos. Y todo el problema es que tanto nuestros socios en Occidente como Rusia aún no han evaluado por completo la nueva situación. Hoy es ridículo hablar de las malas relaciones armenio-rusas. Durante este tiempo, me reuní con el presidente ruso Vladimir Putin dos veces y tuve tres conversaciones telefónicas. Y puedo decir con certeza que las relaciones armenio-rusas no solo no son malas, sino que a pesar de los republicanos y sus satélites, las relaciones son buenas y mejorarán gradualmente. Hemos dicho que no habrá reverencias en política exterior, y nuestra política, uno de nuestros objetivos es profundizar la amistad armenio-rusa y elevar las relaciones armenio-rusas a un nuevo nivel.

Hace tres meses, prometí que las relaciones armenio-rusas crecerán a un nuevo nivel, y quiero decir que después de los procedimientos apropiados, todos conocerán el proyecto humanitario conjunto entre Armenia y Rusia, que no tiene precedentes en la Tercera República, luego de la caída de la Unión Soviética, en nuestra historia contemporánea. Será una asociación que no tiene precedentes, y será una prueba concreta de que consistentemente, sí, elevaremos nuestras relaciones a un nuevo nivel. Pero quiero decir algo más para que oyeran los expertos rusos que constantemente advierten que Armenia va a Oriente, a Occidente, o vaya saber a dónde. La República de Armenia no va a ninguna parte. La República de Armenia se mantiene firme, con la columna recta, con sus ciudadanos orgullosos y una postura decente. Y la amistad estratégica entre Armenia y Rusia se profundizará y se desarrollará.

También desarrollaremos nuestras relaciones con la Unión Europea. ¿Por qué no dicen que las relaciones de la Unión Europea con Armenia son malas? Durante mi visita a Bruselas, también planteamos algunas preguntas. En nuestras relaciones con los Estados Unidos, defendemos los intereses de nuestro país y con Irán. El aspecto más importante de nuestra política exterior es la protección de nuestros intereses nacionales, y lo seguimos de manera consecuente porque ustedes nos han autorizado a hacerlo. Les pido que confirmen que nos autorizan a continuar con esta política.

Pero quiero agregar algo. En años pasados, las autoridades hicieron que muchos fenómenos negativos en Armenia se vieran vinculados con Rusia. ¿Por qué? Las autoridades corruptas querían extinguir la responsabilidad de sus acciones, como si no fueran culpables y su culpabilidad estuviera relacionada con presiones externas. Aquí está la esencia del problema y ahora, cuando están camino a prisión, llaman a Rusia y le dicen que estamos en su contra, que estamos luchando contra la corrupción. No llamen en vano. Esas llamadas no los salvan, porque no hay personas ingenuas en Moscú ni en Ereván, a quienes puedan hablar orgullosamente, creando una falsa imagen de nosotros.

 

Gente querida: francamente, había planeado hablarles mucho más de los modelos de desarrollo económico, lo que hemos hecho y lo que vamos a hacer. Introduciremos algunos cambios en el Código Tributario y en el sistema de administración pública.

En general, al asumir la gestión del gobierno estatal, nos convencimos de que estamos ante la presencia de tres cacerolas con dos agujeros, y una de ellas no tiene fondo, porque nuestro Estado era tan corrupto que aunque lo hubiéramos llenado de arriba, se vaciaba por el fondo y eso iba a parar a los bolsillos de algunas docenas de personas. Pero hoy quiero decirles oficialmente que no hay corrupción en la República de Armenia. Esto no significa que no haya un funcionario en la República de Armenia que no acepte sobornos. Esto significa que no hay funcionarios corruptos de alto rango  en el gobierno de la República de Armenia y que no los habrá. Se los garantizo personalmente. Pueden estar seguros de que todo el dinero ingresado al presupuesto del Estado está cuidado y se gastará en el objetivo propuesto. Y quiero decir que en el futuro cercano vamos a resolver problemas muy importantes. Uno de ellos es, por ejemplo, la eficiencia del sistema de administración pública, ya que el sistema de gobierno estatal en realidad gasta una gran parte del presupuesto estatal de manera ineficiente. Pensamos que no deberían existir 17 ministerios en la República de Armenia y que el número de ministerios debería reducirse de manera tangible. Y la cantidad de cuerpos de gobierno estatales debería reducirse sustancialmente para que podamos hacerlo de manera efectiva.

En esta etapa, sin embargo, lo más importante es atraer nuevas inversiones. Espero e insto a los representantes del mundo armenio, a todos los inversores, a que vengan a Armenia y realicen inversiones importantes porque se ha reafirmado el estado de derecho en la República de Armenia. Tenemos una gran lucha contra la corrupción, pero no hubo redistribución de la propiedad en Armenia, es decir que  no hubo apropiaciones de fábricas o viviendas para dárselas a otra persona.  Esto es algo muy importante. Esto significa que garantizamos la inmunidad de la propiedad. Garantizamos la inviolabilidad de la inversión. Quiero decir que ningún empresario en Armenia tiene de qué preocuparse: solo los funcionarios corruptos en Armenia tienen que hacerlo, ya sea el ex jefe o el actual.

En lo que respecta a los hombres de negocios les decimos que están exentos de cualquier compromiso de corrupción. Y si no pagaban impuestos, debemos registrarlos para que los paguen. Pero aunque se iniciaran causas penales por evasión de impuestos, esas causas penales rescinden por fuerza de la ley, cuando se pagan estos impuestos. Si hay casos en que la exigencia del pago de antiguos impuestos impagos ponga en riesgo la continuidad del negocio, buscaremos distintas alternativas de pago.

Quiero asegurar que no se cerrarán negocios en nuestro gobierno, no se le quitará el negocio, la fábrica o la propiedad a nadie. Tal perspectiva solo puede preocupar a funcionarios corruptos, por decisión de los órganos de justicia de transición y los tribunales sobre la riqueza robada al pueblo. Aquellos empresarios que no han matado a nadie, aquellos que solo han trabajado según las viejas reglas, tendrán la oportunidad de tener éxito, desarrollarse y desarrollar la República de Armenia. Tendrán la oportunidad de realizar nuevas inversiones y los nuevos inversores tendrán la oportunidad de trabajar con ellos por igual.

Mientras tanto, entiendo que cuando se eliminan los monopolios, no existe una barrera política y es posible que los antiguos monopolistas utilicen sus superganancias anteriores para expulsar a otros del mercado. También seguiremos esta situación y crearemos condiciones verdaderamente no monopólicas. Ahora las fuerzas conocidas por ustedes, los republicanos y los contrarios a la revolución, hacen correr el rumor de que no vienen los potenciales inversores. Que esperen a ver qué sucederá.

 

Querida gente: digamosles juntos que no va a pasar nada; que lo que ha sucedido ya ha sucedido y que la revolución de terciopelo no violenta del pueblo y su victoria ya son irreversibles. Ha ganado el ciudadano orgulloso y digno de la República de Armenia y nadie puede quitarle esa victoria. Y confirmen que el cambio que algunos de ellos esperan en sus oficinas, no existirá porque lo sucedido ya ha sucedido. En septiembre, tendrán la oportunidad de probar las elecciones al Consejo de Ancianos de Ereván eligiendo al nuevo alcalde de Ereván, HaigMarutian.

Debido a que es un tema muy importante, quiero abordar una vez más el caso del 1 de marzo. Todos ustedes han escuchado las entrevistas de SasunKhachatrian, jefe del Servicio de Investigaciones Especiales, y al escuchar estas entrevistas, puedo decir: en esencia, el caso del 1 de marzo está completamente revelado, y repito, soy responsable, no existe la opción de que ninguno de los delincuentes, ni uno de los líderes culpables eluda la responsabilidad. No existe tal opción.

También quiero referirme a la situación política interna. Ustedes saben que de aquí a un año deberían celebrarse elecciones parlamentarias extraordinarias para el próximo mes de mayo. Según las actuales posibilidades constitucionales yo, como primer ministro, debo renunciar, y el parlamento debe fracasar en elegir un nuevo primer ministro dos veces, para que entonces puedan celebrarse elecciones parlamentarias extraordinarias. Pero ahora han comenzado a pensar lo siguiente: dicen, dejémosle que renuncie y luego de manera rápida y reservada elegimos a un primer ministro.

En primer lugar, me gustaría decir que esas personas siguen sin entender lo que está sucediendo en la República de Armenia, y como no lo hacen, haremos lo siguiente: iniciaremos enmiendas constitucionales, lo que significa que las elecciones parlamentarias rápidas pueden tener lugar no solo en caso de renuncia del primer ministro, sino que también el propio parlamento puede tomar una decisión sobre su autoliquidación. Y estos cambios deberían ser aceptados por el mismo parlamento, lo que ocurrirá solo a condición de que ustedes, ciudadanos de la República de Armenia, lo presenten como una necesidad. Una vez formulado de esa manera, nosotros aseguraremos su implementación en el parlamento.

Me referiré a las partes de mi discurso que debí resumir ahora en el transcurso de otras transmisiones en vivo, porque estas partes son muy importantes.

 

Quiero finalizar destacando aquello con lo que comencé: evaluando la excelencia de nuestra unidad nacional en este momento. Quiero que todos saludemos con aplausos a todos los generales, oficiales y soldados del ejército armenio, que, en los días de la revolución, demostraron claramente que no obedecerían órdenes, aunque SergeSarkisianusara nuevamente el ejército contra el pueblo. Nuestro ejército es digno de aplauso y alabanza. Nuestro ejército debe saber que nuestro pueblo y nuestro gobierno, la Diáspora, todo el pueblo armenio está a sus espaldas.

Sí, todavía hay muchos problemas en el ejército que aún no se han solucionado, pero prometo que resolveremos todos estos problemas juntos.

También quiero que saludemos con aplausos a nuestra policía. Gente, esta revolución ha sido excepcional. Lo que hemos dicho y hecho, lo que hemos dicho se ha convertido en realidad. ¿Recuerdan que decíamos que el policía es nuestro? El policía es nuestro y sirve al ciudadano de la República de Armenia, a la ley y al pueblo.

Quiero saludar también con aplausos al Servicio de Seguridad Nacional. Hoy, sucedió algo muy interesante. Es un secreto. Antes de venir aquí, comencé una marcha simbólica desde la calle Artsaj, donde el 21 de abril ppdo., fui secuestrado por un grupo especial del Servicio de Seguridad Nacional. Y hoy, todos los agentes que llevaron a cabo esa operación estaban caminando detrás de mí y protegiendo nuestra seguridad. Este es un momento único de concordia y unidad nacional.

Me gustaría saludar con aplausos a nuestros hermanos de la República de Artsaj, quienes consideraron necesario viajar largas horas y venir aquí para dar fe de la unidad singular del pueblo armenio.

Me gustaría saludar también con calurosos aplausos a nuestros compatriotas de la Diáspora que han venido especialmente a nuestro país para participar en nuestra manifestación de hoy.

Y quiero que aplaudamos al ciudadano orgulloso y victorioso, es decir, a todas las personas que, al final, a pesar de todas las sospechas, demostraron que esta es una nación excepcional, que tiene una misión única y puso inicio a una era histórica en la que el poder del siglo XXI está puesto directamente en la gente.

Y, entonces, ¡viva el más alto portador del poder de la República de Armenia, el ciudadano de la República de Armenia, el pueblo armenio!” -dijo el primer ministro y pasó luego a recitar el poema “Nuestro paso”, que se transformó en el símbolo de la revolución de terciopelo.

 

Finalizó sus palabras con vivas a la libertad, a la República de Armenia, al pueblo y a los niños que viven y vivirán en una Armenia libre y feliz.  

spot_img

ՆՄԱՆ ՆԻՒԹԵՐ

spot_img
spot_img

ՎԵՐՋԻՆ ՅԱՒԵԼՈՒՄՆԵՐ

spot_img

Զօրակցիր Զարթօնք Օրաթերթին